CORRECTA PREPARACIÓN DE UN BLOQUE PARA TALLAR PERFECTO

Vamos a tratar de explicar cual sería la forma ideal de preparar un bloque para la talla.- A través de explicaciones y gráficos trataremos de que los no iniciados o con poca experiencia puedan hacer un bloque que tenga el mejor comportamiento posible en cuanto a deformaciones o mermas. Vuelvo a insistir que al final será determinante la disponibilidad de madera y la economía de cada cual, pero como el saber no ocupa lugar vamos al tema.

Para iniciarse es recomendable empezar con formas simple sin demasiadas complicaciones que podamos obtener de un solo tablón, para mas adelante empezar ya con piezas mas complicadas, en las que tengamos que construir bloques mediante encolado de varios tablones, también se puede tallar directamente sobre troncos, pero esto entraña más riesgos de deformaciones y roturas de la pieza.

No se debe encolar al azar, hay que tener en cuenta la naturaleza de la madera, la situación que el tablón ocupaba en el tronco y las alteraciones futuras de la madera, todo ello es muy importante.

Será de interés tener en cuenta para que nuestro trabajo sea satisfactorio, que la madera seleccionada se ajuste lo mas posible a las exigencias de nuestro proyecto, aspectos como color, dureza, belleza del veteado, pueden ser importantes, tendremos también en cuenta que al cepillar los tablones habrá mermas, así como que habrá que prescindir de los extremos, porque generalmente tendrán grietas producidas por las tensiones del secado.- También se despreciará la albura o sámago que pudiera tener la madera, pero lo mas complicado es intuir las posibles grietas internas.

Observaremos los tablones para descubrir el posible alabeo para mediante cepillado poder corregirlo, se deben cepillar todas las caras de los embones que vayan a ser encoladas para garantizar que las caras sean planas y que el encolado sea perfecto.-

El fragmentado del tablón será el paso siguiente después del cepillado, y el que tendremos que poner especial atención en el dimensionado si no queremos echar a perder madera, usaremos la sierra que cada cual tenga a mano, siendo recomendable una sierra circular, los cortes serán mas regulares y la pérdida de madera menor.

Una vez obtenidos los embones se procederá al encolado, teniendo en cuenta que, con el tiempo, las superficies encoladas también trabajan y que la disposición del veteado puede formar un dibujo que desvirtúe el aspecto final del trabajo.- Ahora debemos entrar en el tema de como se deben encarar en el encolado las distintas direcciones de las líneas de crecimiento, para evitar las consabidas deformaciones y posible inutilización de la talla ya terminada, unos gráficos ayudarán a ello.

VER COMPLETO –>> PREPARACIÓN DE UN BLOQUE PARA TALLAR  <<–

 

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*